Posts Tagged ‘WhatsApp’

El doble check es una leyenda urbana…

2012/03/08

…O de cómo las herramientas digitales modifican nuestros hábitos sociales.

– Te llamé ayer.Double check - WhatsApp

– Ah, sí? Ah… pues no sé. No tenía ninguna llamada perdida. Qué raro.

– Ya, la verdad es que sí. Bueno, ya sabes, estos móviles! Te puse un SMS, por si acaso.

– Ostras, pues no lo vi. Tenía el teléfono en silencio y no me di cuenta. Perdona. Ah… mira, sí, aquí está!

– Vaya. Pero es que… también te puse un WhatsApp.

– …

– …

– cri, cri, cri

– … Y es que… me ha dado el doble check.

En la tecnosociedad de hoy todos* tenemos un más que aceptable conocimiento acerca de las nuevas tecnologías y en nuestro día a día hablamos, sin despeinarnos, de que ayer fue la presentación del Nuevo iPad, quitando protagonismo a los cinco goles de Messi, de que le hemos hecho a nuestra pareja 87 puntos en el Apalabrados con una sola palabra o de que nos pasamos nosequé por Dropbox. Y así, de la mano de hashtags o memes como productividad, competencia digital y otros, modificamos nuestros hábitos sociales haciendo que poco a poco dejemos de considerar a estas tecnologías como nuevas, sino cotidianas, y las barreras entre los mundos físico y virtuales desaparezcan para integrarlos en una misma realidad; la de la persona única y social o usuario.

* Lease todos, en el contexto de la curva de adopción de la tecnología/innovación

Anuncios

Pereza Digital

2010/05/02

Claro; por supuesto que sí! Es fundamental leer blogs, contestar los correos (aunque sólo sea por aquello de la netiqueta), juguetear con el Fousquare, flirtear con cualquier producto Apple, seguir a Enrique Dans o Sebastián Muriel (quien te fríe a tweets… con cariño), probar Voddler, chatear por WhatsApp con mi iPhone con los más allegados, alucinar con lo bien que va Spotify e incluso opinar y posicionarme con respecto al Manifiesto Digital y lo más “incluso” todavía: Responder a los rudimentarios SMSs…

Pero es que de vez en cuando me tengo que tomar la píldora analógica. Por decirlo de otra manera; es que no llego a tener vida 1.0 si me dedico a la 2.0! Y a mí me dijeron de pequeñito que primero la obligación y luego la devoción. A pesar de todo, ni sé la cantidad de cosas chulas y tonterías digitales que he probado en el último año. Aunque esto a veces casi se reduce simplemente a darlas de alta y cuando estoy harto de recibir los boletines me acabo haciendo el sepukku (hara kiri, te lo hacen; sepukku te lo haces, me dijo mi sensei de karate Javier Ferreira hace muchos años) y me “borro” del sistema. Voy dejando de lado el mundo digital .

Analógico vs. Digital

El problema es cuando, valiente yo, he decidido crear y alimentar una Marca Personal Digital (todavía tengo que estudiar el retorno de la inversión de esto…) y me he lanzado a la interactividad, al User Generated Content; escribo un blog, tengo cuenta en Twitter (o varias, etc.).

Y empiezo a flaquear. Lo voy dejando y digo: “Bueno, una vez al mes es suficiente. Esta semana no me da. Escribir un post cuesta mucho. Además, estoy en Twitter. Y eso también es estar activo y es más trendy!”, con su correspondiente smiley al final, por supuesto.

Ahí mi nuevo amo digital se rebela. El síndrome de Too Much Information se da la vuelta, me mira fijamente a lo ojos y me dice: “Oye, que se supone que eres un tío digital hecho y derecho. Me da igual la tripa que se te haya roto hoy. Espabila. O te mato el avatar…” Y es que suficientemente complicado es intentar estar al tanto de lo que ocurre en el mundo del 0 y el 1, como para cometer la imprudencia de alimentar al bicho.

Buff. Se pone dura la cosa. Esto de los Contenidos y Servicios Digitales no es nada fácil. Antes de meterte, asegúrate muy mucho de querer hacerlo!

Me gana la batalla. A ver quién gana la guerra…

De momento, un buen amigo curtido en esto, José Carlos Moreno con su saasmania, me recomendó que hiciera los post más reducidos. En ello estoy. STOP. (448 palabras).